Dijo At Tahâûî en su libro Al ‘Aqîdah As Salafîah (la creencia correcta de acuerdo con la de las generaciones tempranas de Islam) conocido como “Al ‘Aqîdah At Tahâûîah”: 

“El Paraíso y el Infierno están creados, nunca dejarán de existir, ni tendrán final. Porque Allahsub7an creó el Paraíso y el Infierno antes del resto de la creación, y creó a los habitantes para cada uno de ellos. Destinó a quienes quiso Allahsub7an al Paraíso como gracia y misericordia suya, y quienes quiso Allah los destinó al Infierno como resultado de Su justicia. Cada persona se comportará según para lo que fue creado, y su destino será aquel para el que fue creado. El bien y el mal se encuentran predestinados para todos los hombres”. 

Dijo Muhammad Ibn Muhammad Ibn Abîl ‘Izz Al Hanafî en su comentario de este libro al llegar a este texto: 

“Cuando dijo: ‘El Paraíso y el Infierno ya se encuentran creados’, existe el consenso de Ahlu Sunnah de que el Paraíso y el Infierno ya han sido creados y que existen en el presente. Ahlu Sunnah continuó sosteniendo esto, hasta que aparecieron algunas ideas desviadas de la sectas Mu'tazilah y Qadarîah[1] que negaron su existencia. Estos grupos dijeron: ‘Allah sub7an creará el Paraíso y el Infierno el Día de la Resurrección’. Su base para tales afirmaciones son argumentos falsos por medio de los cuales buscan imponer regulaciones a Allah sub7anen lo que debe hacer. Ellos dicen que corresponde que Allah sub7an haga esto y no corresponde que Allah haga lo otro. En realidad lo comparan a Su creación en sus acciones, por lo que creen en el antropomorfismo con respecto a las acciones de Allah sub7an ; También han permitido que las ideas de la secta Yahmîah[2] se introduzcan en su pensamiento, por lo que se han vuelto de la secta Mu'attilah (secta que niega los atributos de Allah). Por esto dijeron: ‘No tiene sentido la creación del Paraíso antes del momento de la recompensa, porque no es usado por sus habitantes durante mucho tiempo’. Así fue que rechazaron Aleyas (versículos del Corán) y Ahâdîz que contradicen estas nociones falsas que buscan imponer a Allah sub7an. Sacaron de contexto los textos y acusaron a aquellos que discrepaban con ellos de desviados e innovadores”. 

Entonces mencionó las pruebas del Corán y la Sunnah que apoyan que el Paraíso y el Infierno ya se encuentran creados. Del Corán: 

(Y apresuraos a alcanzar el perdón de vuestro Señor y un Paraíso tan grande como los cielos y la tierra, reservado para los piadosos.) (3: 133) 

(El cual está reservado para quienes creen en Allah y en Sus Mensajeros!) (57: 21)

(Y precaveos del Fuego que ha sido reservado para los incrédulos.) (3: 131)

(Ciertamente el Infierno está acechando a los rebeldes incrédulos; y éste será su morada.) (78: 21-22)

( Sabed que ciertamente ya le había visto [al Ángel Gabriel] en otro descenso, junto al loto que demarca el límite [de los siete cielos], donde se encuentra el jardín de la residencia eterna [el Paraíso].) (53:13-15)

De la Sunnah: El Profeta sala vio Sidrat Al Muntahâ (un árbol del Paraíso), y cerca de él vio la morada del Paraíso, tal como  mencionan Bujârî y Muslim en el hadîz narrado por Anas  sobre el final de la narración del viaje nocturno y la ascensión a los cielos del Profeta, donde el Profeta sala dijo:  

“Entonces Yibrîl me llevó hasta Sidrat Al Muntahâ que se encontraba cubierto de colores indescriptibles. Entonces entré al Paraíso, sus luces eran perlas y su tierra era almizcle”. 

Bujârî y Muslim también transmitieron el relato de ‘Abdullah Ibn ‘Omar radia en que el Mensajero de Allah sala dijo:  

“Cuando alguno de vosotros muere se le muestra su lugar por la mañana y por la noche. Si es una de las personas del Paraíso, un lugar del Paraíso, y si es una de las personas del Infierno, entonces un lugar del Infierno. Y le será dicho: ‘Este es tu lugar hasta el día en que Allah sub7an te resucite para el Día del Juicio’”.

Según un hadîz narrado por Al Barâ’ Ibn A’zib en el que dijo: “Una voz pregonará desde el cielo: ‘mi siervo ha dicho la verdad, por lo que le he preparado un lugar en el Paraíso, y será abierta una ventana al Paraíso por la que entraran sus brisas y aromas”.  

En Sahîh Muslim se narra un hadîz de ‘Âisha, que Allah se complazca de ella. En él cuenta que durante la vida del Mensajero de Allah hubo un eclipse solar. ‘Âisha dijo: “El Mensajero de Allahdijo: ‘Estando aquí[3] vi todo lo que os fue prometido de recompensa y castigo en la otra vida. Hasta quise tomar una fruta del Paraíso cuando me visteis adelantarme, pero después vi el Fuego del Infierno, y sus partes que se consumen unas a otras. Fue entonces cuando di los pasos hacia atrás’”. 

Bujârî y Muslim Transmitieron que ‘Abdullah Ibn 'Abbâs  mencionó el hadîz del eclipse en toda su extensión y luego contó que la gente dijo: “¡Mensajero de Allah! Te hemos visto intentar tomar algo donde estabas y luego te hemos visto retraerte”. Dijo él: “He visto el Jardín[4] y he tomado un racimo y de haberlo atrapado hubierais comido de él mientras durara este mundo; y he visto el Fuego, nunca había visto una visión más horrible que la de hoy y he visto que la mayor parte de su gente eran las mujeres”. Dijeron: “¿Y por qué, mensajero de Allah?” Dijo el Mensajero: “Por su Kufr[5]”. Dijeron: “¿Es que descreen de Allah?” Dijo: “No, pero suelen ser ingratas con sus maridos e ingratas ante el buen trato. Si ven algo que no les agrada (de parte vuestra), aunque hayáis sido bondadosos con ellas toda la vida, os dirán: ‘Nunca he visto nada bueno de tu parte’”. 

En Sahîh Muslim se narra un hadîz de Anas en el que el Profeta dijo:  

“Por aquel en Cuyas manos está mi alma, si hubierais visto lo que yo vi, reiríais poco y lloraríais mucho” Dijeron: “¿Qué has visto Oh Mensajero de Allah?”. Respondió él: “Vi el Paraíso y el Infierno”. 

Se relata en el Muûatta del Imâm Mâlik y As Sunan (de Abû Dâûd), en un hadîz de Ka'b Ibn Mâlik en el que el Mensajero de Allah  dijo: “Por cierto que el alma del creyente es un pájaro que espera sobre un árbol del Paraíso, hasta que Allah lo devuelva a su cuerpo el Día de la Resurrección”[6].      

Este hadîz es claro al demostrar que algunas almas entrarán al Paraíso antes del Día de la Resurrección.

Muslim, Abû Dâûd y el Imâm Ahmad transmitieron el hadîz de Abû Huraîra  en que el Mensajero de Allah dijo:  

“Cuando Allah creó el Paraíso le dijo a Yibrîl: ‘Ve y obsérvalo’. Así que fue y lo observó. Entonces volvió y le dijo: ‘¡Oh Señor, Por tu gloria! quien oyese hablar de él (su descripción) desearía entrar en él’. Entonces Allah lo rodeó de dificultades y dijo: ‘Oh Yibrîl! Ve nuevamente y obsérvalo’. De tal manera que fue y al regresar dijo: ‘¡Oh Señor, Por tu gloria! Temo que nadie entrará en él’.

Cuando Allah creó Infierno, dijo: ‘Oh Yibrîl, ve y obsérvalo’. Así que fue y lo observó. Al volver le dijo: ‘¡Oh Señor, Por tu gloria! Ninguno que oyese hablar de él, desearía entrar’. Así que lo rodeó de deseos (lujurias, deseos mundanos) y dijo: ‘¡Oh Yibrîl! Ve y obsérvalo nuevamente. Después de observarlo regresó diciendo: ‘¡Oh Señor, Por Tu gloria! Temo que nadie escape de entrar en él”. 

Existen innumerables relatos similares en libros de Ahâdîz [7]

Bujârî dedicó un capítulo completo de su libro que tituló: “Relatos sobre la descripción del Paraíso y el hecho de que ya se encuentra creado” en el que cita muchos Ahâdîz  que demuestran que el Paraíso ya ha sido creado[8]. Entre ellos se encuentran el hadîz que narra que cuando se pone al difunto en la tumba, Allah le muestra su posición en el Paraíso o el Infierno; el hadîz en que el Profeta vio el Paraíso y el Infierno; el hadîz en que el Profeta vio el palacio de ‘Omar Ibn Al Jattâb en el Paraíso, y otros tantos. El Sheîj Ibn Hayar tuvo razón cuando dijo: “Aun más claro que los Ahâdîz mencionados por Bujârî, es el hadîz transmitido por el Imâm Ahmad y Abû Dâûd con un Isnâd fuerte de Abû Huraîra en el que el Profeta dijo: ‘Cuando Allah creó el Paraíso le dijo a Yibrîl: Ve y míralo’”[9].   

Los alegatos de quienes sostienen que el Infierno no ha sido creado todavía

El comentarista del libro “Al ‘Aqîdah At Tahâûîah” discutió los argumentos específicos de aquellos que sostienen que el Infierno no ha sido creado todavía y los refutó diciendo:  

Los que dicen que el Infierno no ha sido creado todavía, creen que si ya estuviera creado, debería desaparecer el Día de Resurrección obligatoriamente, y morir todos los que se encuentren en él, ya que Allah dice:  

(Todo ha de perecer excepto su rostro.) (28: 88)  

(Toda alma probará la muerte.) (3: 185)  

Y transmitió Tirmidhî que Ibn Mas'ûd dijo que el Mensajero de Allah dijo:

"Me encontré con Ibrâhîm en la noche del viaje nocturno y me dijo: ‘Oh Muhammad, lleva saludos de paz (salâm) a tu Ummah de mi parte, y diles que el Paraíso tiene la tierra bondadosa y su agua dulce, y que es un valle vacío, y que sus plantas son Subhâ nAllâh, Al hamdulillâh, La ilâha il la Allah y Allâhu Akbar[10] ’”[11].

Tirmidhî dijo que este hadîz es Hasan Garîb. También fue transmitido de Abûl Zubaîr, de Yâbir, en el que el Profeta , dijo: “Quien diga ‘SubhânAllâh ua bi Hamdihi’ se planta una palmera para él en el Paraíso”[12]. Según Tirmidhî este hadîz es Hasan Sahîh

Pero algunos le contradijeron diciendo: “Si el Paraíso ya hubiera sido creado y completado, no tendría su llanura vacía. Plantar la palmera no tendría ningún sentido”.Así mismo el dicho de la Mujer de Faraón en el Corán: 

(¡Oh, Señor mío! Constrúyeme, junto a Ti, una morada en el Paraíso.) (66: 11)

La contestación a esto es: Si quieren decir que el Paraíso no existe porque no ha sido tocada la Trompeta y no han sido resucitadas las personas de sus tumbas, es incorrecto y se refuta con las evidencias citadas anteriormente y con otras pruebas que no hemos mencionado aquí. Pero si quieren decir que no se ha completado la creación de todo lo que Él ha preparado para los habitantes del Paraíso, y que aun crea más cosas, y que cuando los creyentes entren en el Paraíso, Allah creará todavía más para ellos; esta es la verdad y no puede refutarse. Las evidencias que citaron sólo aluden a este segundo significado.

Pero usar como prueba el versículo:

(Todo ha de perecer excepto su rostro.) (28: 88) 

Demuestra que no lo han interpretado correctamente. Usarlo para demostrar que el Paraíso y el Infierno no existen todavía, es utilizarlo como los que lo usaron como prueba de que ambos serán destruidos junto a sus habitantes. Por lo que afirmamos que ni unos ni otros entienden el versículo propiamente, sino que los que lo entendieron correctamente fueron los Sabios del Islam, quienes dijeron que el significado de “todo” es: “todo lo que Allah sub7an ha decretado que perezca”, y la palabra “perece” no incluye al Paraíso y al Infierno ya que ambos fueron creados para permanecer eternamente y no para desaparecer, al igual que el Trono, el cual conforma el techo del Paraíso.  

Fue dicho que significa: “Todo perece excepto Su dominio, o cualquier cosa hecha por Su causa”. Otro dicho es que cuando Allah reveló el versículo:

(Todo cuanto existe en la Tierra perecerá...) (55: 26)  

Los ángeles dijeron: “Han de perecer los habitantes de la tierra, esperando permanecer”. Entonces Allah sub7an informó que tanto los habitantes de la tierra como los del cielo perecerían, cuando reveló: 

(Todo ha de perecer excepto Su rostro.) (28: 88)  

Porque Él es el Viviente, el que no ha de morir. Entonces los ángeles comprendieron que habían sido destinados a morir también. Estas palabras de los Sabios deben tomarse a la luz de que intentaban conciliar todos los relatos que son claros e inequívocos en demostrar que “el Paraíso y el Infierno son eternos”[13].


[1] Dos sectas que difieren en numerosos asuntos doctrinales con Ahlu Sunnah.
[2] Secta dentro del pensamiento Mu’tazilah fundada por Al Yaham Ibn Safûân.
[3] N. del T: Es decir durante la oración del eclipse. El Mensajero de Allah e se adelantó, en un momento dado, durante la misma y también retrocedió en otro. Estas sus palabras son la respuesta que dio a sus compañeros acerca de su actuar.
[4] N. del T: es decir el Paraíso.
[5] N. del T: El Kufr en la terminología islámica tiene dos significados: a) El Kufr (incredulidad) en Dios y Su Profeta el cual implica la condenación al Fuego y b) El Kufr que implica el desconocer las bendiciones de Allah sobre Sus siervos desagradeciendo el favor divino. Este tipo de kufur es llamado Kufr An Ni’mah (no reconocer las bendiciones) y no implica el castigo eterno del Fuego, pero si se trata de un pecado grave.
[6] El editor de At Tahâûîah menciono que es un hadîz Sahîh.
[7] Sharh At Tahâûîah: 476-478.
[8] Ver Kitâb Bad’i Al Jalq, ver Fath Al Bârî: 6/317.
[9] Fath Al Bârî: 6/320
[10] N. del T: Es decir Elevado sea Allah, las alabanzas son para Allah, no existe nada que merezca ser adorado salvo Allah y Allah es el mas grande.
[11] Dijo el Sheîj sruddîn Al Albânî en su comentario de Sharh At Tahâûîah, pag. 106, que tambien fue transmitido por Bujâri y Muslim.
[12] El Sheîj también dijo acerca de este Hadîz que es Sahîh,
[13] Sharh At Tahâûîah, pag. 479. Tambien ver Iaqadhatu Ulî Al I’tibâr de Siddîq Hasan Jân, pag. 37, y ‘Aqîdatu As Safârînî, 2/230.

Ubicación De La Mezquita

Los Tiempos de las Oraciones

La Paz - Bolivia

الثلاثا 5 المحرّم 1439
Lunes Septiembre 25 2017
Fajr 05:05
Chourouk 06:19
Duhr 12:24
Asr 15:45
Maghrib 18:29
Ishaa 19:59

Contador de visitas

Hoy35
Ayer32
Esta semana35
Este mes856
Total40013

  • Su IP: 54.225.26.154
  • Su Navegador: Unknown
  • Versión de navegador:
  • Sistema Operativo: Unknown

1
En Linea