1- Antes del Islam, la mujer vivía en unas condiciones pésimas sin derecho ni opinión. Luego vino el Islam para salvarla de estas condiciones, elevar su posición, terminar con las injusticias que sufría y hacerla sentir su puesto en la sociedad al igual que el hombre. El Islam, además de garantizar los derechos de la mujer, afirmó su inocencia de la acusación de seducir a Adán en el Paraíso y de ser el origen del mal en el mundo. A este respecto, el Corán aclara que el Diablo es el único responsable de seducir a los dos. Dice en la sura 2, vers. 36: "Pero Satanás les hizo caer a los dos, sacándolos de donde estaban".

2- El Islam afirma que todos, hombres y mujeres, fueron creados de una sola persona. Dice el Corán en la sura 4, vers. 1: "!Gentes! Temed a vuestro Señor, quien os creó a partir de un solo ser..." Los dos son, pues, totalmente iguales. Por otra parte, el honor que concedió Dios al género humano, al decir en la sura 17, vers. 70: "Hemos honrado al hijo de Adán", alcanza tanto al hombre como la mujer, ya que, según se sabe, cuando el Corán dice: “Gentes”, o “Hijos de Adán", se dirige a los hombres y las mujeres.

3- El Profeta describió la relación entre el hombre y la mujer diciendo: “Las mujeres son hermanas de los hombres y las mujeres tienen sobre sus esposos los mismos derechos que éstos tienen sobre ellas” La expresión "hermanas" en la tradición profética indica la igualdad. En efecto los dos ante Dios son totalmente iguales sin ninguna distinción, salvo la en las buenas obras. Dice el Corán al respecto: “Quien obre bien, sea hombre o mujer, siendo creyente, le haremos que goce una buena vida y le daremos un recompensa que corresponda a lo mejor que haya hecho" (sura 16, vers. 97). También Dios responde a la plegaria de la mujer al igual que responde al hombre, y da a los dos el mismo galardón. Dice el Corán en la sura 3, vers. 195: “Su Señor les responde: No dejaré que se pierda lo que haya hecho ninguno de vosotros, sea varón o hombre. Unos procedéis de otros”. La expresión coránica "Unos procedéis de otros” aclara que el hombre y la mujer se complementa, sin lo cual la vida no puede seguir.

4- Después de exponer estos textos decisivos de las dos fuentes del Islam: el Corán y la sunnah, no sería justo acusar al Islam de oprimir a la mujer y conculcar sus derechos. La verdad es que, en muchos casos, se confunden injustamente las instrucciones sublimes del Islam y el comportamiento y las costumbres anticuadas de algunos musulmanes. La situación inferior de la mujer en algunas sociedades es resultado de la ignorancia dominante en las mismas y no a las legislaciones del Islam.

Ubicación De La Mezquita

Los Tiempos de las Oraciones

La Paz - Bolivia

الأحد 28 شوّال 1438
Domingo Julio 23 2017
Fajr 05:43
Chourouk 07:00
Duhr 12:39
Asr 15:54
Maghrib 18:18
Ishaa 19:48

Contador de visitas

Hoy13
Ayer34
Esta semana261
Este mes1046
Total37764

  • Su IP: 54.162.50.232
  • Su Navegador: Unknown
  • Versión de navegador:
  • Sistema Operativo: Unknown

1
En Linea