1- Es muy corriente en las lenguas extranjeras traducir la voz árabe “yihad” por “guerra santa". En el Islam no se conoce esta "guerra santa". Sólo se conoce la guerra legal o justa y la ilegal o injusta. En muchas ocasiones se entiende mal el término árabe que significa “esforzarse” y que se divide en: el yihád de cada uno contra sí mismo (yihád al.nafs) y el yihád contra los enemigos que es la guerra justa. Es bien conocido que el primero se denomina en el Islam "A1-yihad-al akbar", es decir. "la lucha mayor" que consiste en luchar cada uno contra sus pasiones y sus malos instintos e intentar purificarse del rencor, la envidia, la tiranía y de todas las maldades para ser, así, digno de ganar la felicidad eterna. El segundo se conoce por "Al-yihád-al asgar", es decir, "la lucha menor" que significa, como hemos citado, la guerra legal o justa.

Cabe citar al respecto que la guerra legal en el Islam es meramente defensiva, es decir que se legisló para defenderse contra las agresiones, algo que queda claro en muchos versículos del Corán. Por ejemplo en la sura 22, vers. 39 dice Dios: "A los que están injustamente agredidos se concedió permiso de defenderse"; en la sura. 2, vers. 190 dice: "Combatid, por la Causa de Dios, a quienes os combatan, pero no os propaséis; es cierto que Dios no ama a los que se exceden". Resulta evidente, pues, que a pesar del permiso de defenderse, el Corán pone en guardia contra excederse en la guerra, lo que se confirma en otro versículo. el 194 de la sura 2, donde dice: "... y quien se excede con vosotros, obrad con él en la misma medida".

Cabe destacar también que aborrecer a la guerra y al derramamiento de sangre es una base principal del Islam, siendo la guerra un caso excepcional para defenderse. Dice Dios al respecto en la sura 2, vers. 216: "Se os ha prescrito el combate aunque, sea odioso". La agresión, pues, es aborrecida e infundada en el Islam.

2- Si el yihád significa, en uno de sus sentidos, la guerra defensiva, no es necesario que éste se limite al combate, sino puede abarcar a la lucha con los bienes, con la palabra o con cualquier otro medio que sirva para defenderse de la agresión en todas sus formas y proteger a la fe y a la sociedad, y esto, como se sabe; es el derecho de todas las comunidades confirmado por los convenios internacionales en la época moderna.

3- Si los musulmanes perciben que el adversario se incline a la paz, tienen la obligación de responderle positivamente. Dice el Corán en la sura 8, vers. 64: "Si se inclinan a la paz, inclínate a ella y confíate a Dios". El Islam invoca además a convivir pacíficamente y a establecer relaciones con los demás, siempre y cuando éstos no agradan a los musulmanes" Al ser así, los musulmanes están obligados a tratarse con ellos a base de justicia y buen trato. Dice el Corán, afirmando esto en la sura 60, vers. 8: "Dios no os prohíbe que tratéis bien y con justicia a quienes no os hayan combatido a causa de vuestra creencia ni os hayan hecho abandonar vuestros hogares. Ciertamente Dios ama a los equitativos". El objetivo del Islam es, pues, difundir la paz, la tolerancia y la cooperación entre las gentes en pro de la felicidad y la estabilidad de todo el mundo.

Por ende, lo que se publica sobre el Islam en algunos medios internacionales de información, acusándolo de ser una religión de agresión, extremismo, fanatismo y terrorismo es totalmente falso e infundado, porque el Islam es todo lo contrario. Es la religión de la paz y la misericordia, cuestión que se detallarán en las próximas páginas.

Ubicación De La Mezquita

Los Tiempos de las Oraciones

La Paz - Bolivia

السبت 28 صفر 1439
Sábado Noviembre 18 2017
Fajr 04:30
Chourouk 05:50
Duhr 12:18
Asr 15:33
Maghrib 18:46
Ishaa 20:16

Contador de visitas

Hoy21
Ayer43
Esta semana230
Este mes718
Total42194

  • Su IP: 54.80.157.133
  • Su Navegador: Unknown
  • Versión de navegador:
  • Sistema Operativo: Unknown

1
En Linea